Lo que dice la biblia sobre la masturbación

biblia masturbacion

La masturbación es un tema controvertido en el cristianismo, y muchos cristianos se preguntan si la práctica es compatible con las enseñanzas bíblicas. Aunque la palabra “masturbación” no aparece en la Biblia, existen varios pasajes bíblicos que se han interpretado como condenatorios de la práctica.

Las perspectivas bíblicas sobre la masturbación y las diferentes interpretaciones en las denominaciones cristianas.

En primer lugar, es importante destacar que el cristianismo tiene diversas denominaciones, y cada una tiene su propia interpretación de las Escrituras. Por lo tanto, las opiniones sobre la masturbación pueden variar de una denominación a otra. Algunas denominaciones condenan enérgicamente la práctica, mientras que otras la ven como una cuestión personal que no tiene relevancia espiritual.

La perspectiva católica sobre la masturbación

En la Iglesia católica es un acto que va en contra del plan de Dios para la sexualidad humana. La Iglesia Católica enseña que el sexo debe estar dentro del matrimonio, y que cualquier forma de placer sexual fuera del matrimonio, incluyendo la masturbación, es pecado. La razón principal detrás de esta enseñanza es que la masturbación se centra en el placer egoísta en lugar de en la unión entre dos personas en el amor.

En la tradición protestante

Las opiniones sobre la masturbación son variadas. Algunos protestantes ven la masturbación como una forma de autoexploración natural y no pecaminosa. Otros creen que la masturbación es un pecado que va en contra del diseño de Dios para el sexo y que es un acto de impureza.

¿Qué dicen las Sagradas Escrituras?

En cuanto a las Escrituras, algunos pasajes han sido interpretados como condenatorios de la masturbación. Por ejemplo, en Gálatas 5:19, se mencionan las “obras de la carne”, que incluyen “fornicación, impureza y lascivia”. Aunque la masturbación no se menciona específicamente, algunos han interpretado la “impureza” y la “lascivia” como referencias indirectas a la práctica. Además, en 1 Corintios 6:18, Pablo exhorta a los creyentes a “huir de la fornicación”. Algunos han argumentado que la masturbación se considera fornicación porque implica placer sexual fuera del matrimonio.

Sin embargo, otros argumentan que estas interpretaciones son demasiado amplias y que no se puede condenar la masturbación en base a ellas. Por ejemplo, algunos cristianos señalan que en el Cantar de los Cantares, hay varias referencias a la autoexploración sexual sin que se condene o se critique. En el capítulo 5, la esposa se describe a sí misma como “adormecida, pero mi corazón vela. Es la voz de mi amado que llama: ‘¡Abre, hermana mía, amiga mía, paloma mía, perfecta mía, que mi cabeza está empapada de rocío, mis cabellos de las gotas de la noche!'” (Cantar de los Cantares 5:2). Muchos intérpretes han visto esta referencia como una descripción de la masturbación femenina, y argumentan que si la masturbación fuera siempre condenada en la Biblia, este pasaje no estaría presente.

Conclusión

En resumen, la perspectiva de la Biblia sobre la masturbación es una cuestión que sigue siendo debatida dentro del cristianismo. Las interpretaciones varían entre las diferentes denominaciones y entre los propios creyentes. Mientras que algunos ven la masturbación como una práctica inmoral, otros no ven ningún problema con ella. En última instancia, cada individuo debe decidir su propia postura en relación con esta práctica, teniendo en cuenta sus creencias personales, su relación con Dios y sus propias convicciones morales.

Última actualización el 2023-12-04 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario