Jesús, predicador

Contexto

Uno de los aspectos más interesantes de la vida de Jesús es su ministerio público. A lo largo de su vida, Jesús predicó en muchos lugares, pero ¿cuál fue el primer lugar donde predicó?

Para responder esta pregunta, es importante contextualizar la vida de Jesús. Según los relatos bíblicos, Jesús nació en Belén, en Judea, durante el reinado del rey Herodes. Fue criado en Nazaret, en Galilea, y allí vivió hasta que comenzó su ministerio público.

Su primera predicación fue en Galilea

El primer lugar donde Jesús predicó fue en la región de Galilea, específicamente en las aldeas cercanas al lago de Galilea. Este lago, también conocido como el mar de Tiberíades, es una extensión de agua dulce ubicada en el norte de Israel. En esa época, esta región era habitada principalmente por judíos y estaba gobernada por Herodes Antipas, uno de los hijos del rey Herodes.

¿Qué Evangelio narra esta predicación?

El evangelio de Marcos, uno de los cuatro evangelios del Nuevo Testamento, relata el primer sermón de Jesús en la sinagoga de Capernaúm, una ciudad ubicada en las orillas del lago de Galilea. Según el relato, Jesús comenzó a enseñar en la sinagoga y la gente se sorprendió de su enseñanza, ya que hablaba con autoridad y no como los escribas.

El texto bíblico también nos cuenta que en esa misma sinagoga, Jesús expulsó a un espíritu inmundo que se encontraba en un hombre. Esto causó un gran asombro entre los presentes, que se preguntaban quién era este hombre que tenía el poder de expulsar demonios.

¿Qué sucedió a partir de aquella primera predicación?

Desde ese momento, la fama de Jesús comenzó a crecer en la región de Galilea. Según el evangelio de Mateo, Jesús recorría las aldeas y ciudades de Galilea predicando el evangelio del Reino y sanando a los enfermos. La gente se maravillaba ante sus enseñanzas y sus milagros, y pronto se corrió la voz de que un nuevo profeta había aparecido en Israel.

¿En qué otro lugares predicó?

A lo largo de los evangelios, encontramos varios relatos de Jesús predicando en diferentes lugares de Galilea, como Cafarnaúm, Betsaida, Nazaret, Corazín y Magdala. En cada uno de estos lugares, Jesús dejó una huella imborrable en la historia de la humanidad, enseñando sobre el amor de Dios y la necesidad de arrepentimiento.

Profundiza en la Palabra con una Biblia de Estudio

Deja un comentario